Hola chicas!

A mis suscriptoras: Una disculpa, el fin de semana es cuando mayor tiempo paso en la red, y es cuando tengo oportunidad debloggear, por lo que seguramente recibirás todos mis nuevos posts en ése transcurso, no te sientas obligada a comentar en todos de un jalón, vételos tomando de uno en uno 🙂 Si no sufrirás una sobrecarga de información XD, no te preocupes no siempre será así, de momento es porque como apenas vamos iniciando, hay que fundamentar una buena base para que los temas subsecuentes sean súper express!

Otra cosa, constantemente le cambio el nombre de presentación al blog, al principio era “La Rinconada de las boberías”, después “Cositas y más cositas de nenas”, hoy es “Despertando a la princesa” y seguramente así es como te llegan los correos, no temas! No son más blogs, ni mucho menos es otro (es una sola dirección web), es el mismo, sólo que aún no encuentro el nombre adecuado, siéntete libre de comentarme si tienes alguna buena idea para ello! Sobre el concurso, debido a que sólo hubo tres entradas lo voy a suspender, de momento, ellas tres son ganadoras y próximamente las contactaré, habrá otro concurso cuando lleguemos a las 1000 visitas así que no olvides suscribirte e invitar a tus amigas!

Al público en general: Si te interesa alguno de los productos de los que hago mención o reseña en éste espacio y deseas adquirirlos, siéntete libre de dejarme un comentario acerca del producto por el cuál estás interesado, conozco a muchos provedores que seguramente te harán un buen descuento o una buena oferta 😉

Bueno, hoy tocaremos un tema de bastantes prejuicios.

MARCAS

Como lo comentaba en una de las entradas anteriores, en América Latina está muy marcada esta despreocupación por la calidad ligada al precio y la reputación de alguna marca, nosotros nos conformamos en general con muy poco porque sentimos que lo realmente bueno es demasiado caro y fuera del alcance de cualquiera lo que a las inteligentes las forza a buscar buenas ofertas o inclusive provedores en el mercado negro sin darse cuenta que ponen en riesgo su salud al no tener la certeza de si el producto es original o no, y de no serlo de correr el riesgo con la materia prima con la que están fabricados.

Lo primero para eliminar este mito es salir; así es, sal y conoce, entra sin miedo a las tiendas departamentales y prueba los productos de los mostradores que tienen, no temas en hacer todas las preguntas pertinentes y en preguntar si tienen muestras/travel sizes/etc. , si no te las dan no te sientas mal, al menos lo intentaste y tampoco te sientas presionada si las chicas se ponen muy insistentes en que te lleves algún producto, todo es sin compromiso y ellas van tras su comisión así que tampoco les creas que es lo mejor de los más  TOP en el mercado.

No hay nada mejor para saber la diferencia entre calidades y autenticidad más que probando y viendo con tus propios ojos como son las presentaciones y acabados de un producto de la marca original. Después de haber probado, ve con confianza a los mercados sobre ruedas o locales no tan formales donde ofrezcan productos de marca y confía en tu sentido común, verás que podrás diferenciar entre un producto original de uno chafa.

Les escribo esto porque, a quién no le ha pasao que vas por el mercado o en una farmacia/papelería y ves un labial, delineador, brocha, paleta que dice Dior/CHANEL etc., y ves el precio, súper barato! Y a lo mejor se ve un poco raspadito el empaque o de plano no trae caja y te sientes tentada. Debes pensar que si alguien, quien quiera que fuera ofrecerá un producto de marca, por qué no manejaría las cajas  por qué crees que esté dañado el empaque? Puede ser que sea robado, o que esté rellenado, también está la posibilidad de que sea completamente fake.

Checa los logos, la calidad de impresión, el material de la carcasa/botella, la etiqueta posterior y la procedencia de manufactura, y de ser maquillaje checa los aplicadores, un set de sombras o un labial no trae IMPRESA y tampoco traen el logo marcado en las sombras (de ser el caso), tampoco traen aplicador de esponja y los espejos no deben parecer pegados por fuera, deben tener un marco, checa la etiqueta en la que debe venir el tono, en su mayoría son nombres y no números el nombre del color. Puedes checar la autenticidad de los productos y tonos en la página de la marca en cuestión. En caso de los perfumes checa que los atomizadores no se vean lastimados y que el código del perfume coincida con el código de la caja, agita el perfume y si después de 10 segundos no desaparecen las burbujas no es original, muchas líneas no envuelven sus perfumes en celofan, pero las que lo hacen usan en vez de cinta adhesiva estampillas con el logo de la marca.

Ahora que sabes identificar de un original a un fake, qué hay de la calidad?

CALIDAD

Sin duda la calidad va muy de la mano con el precio de los productos, pero en estos tiempos algunas marcas ahn decidido ofrecer más al mismo precio para que el mercado esté de su lado.

Para poder comparar calidad, hay dos factores a considerar, la materia prima de elaboración y los resultados que dé el producto. Según el producto debes checar…

  • Sombras: Pigmentación, acabado, duración, que no oxide y fácil aplicación.
  • Labial: Hidratación, pigmentación, variedad en acabados, que su consistencia no resalte las líneas de los labios, que el color que se vea en el envase sea la que da en verdad y que no tenga olor químico o plástico.
  • Delineadores: Suaves, cremosos, pigmentados, que en su aplicación no suelten en fragmentos mineralizados, que sea fácil de difuminar pero que no manche, si es para labios que sea indeleble.
  • Mascara: Que la fórmula no sea muy líquida y que dé resultado (leer artículo sobre mascaras 1, 2, 3)
  • Brochas/pinceles: Con forma, suave, bien armado.
  • Barnices: Que no requiera de muchas capas para lograr opacidad.

INGREDIENTES

Es muy importante tomar nota de los ingredientes con los que están elaborados los productos, ya que no porque una crema cueste 1,200 quiere decir que es un elixir y tampoco porque sea un producto de 15 pesos quiere decir que sea barato.

La importancia de conocer los ingredientes con los que se elaboran los productos, es primero que nada, para saber qué compone al producto, de ahí uno puedo determinar si le hace bien a nuestra piel o no; puede ser que seamos alérgicos a algún ingrediente o puede ser que por nuestro tipo de piel los ingredientes que contiene no sean los idóneos para satisfacer una necesidad.

Así que, siempre prefiere los productos con etiquetas legibles, y aunque sea un poco tedioso, investiga los ingredientes que contiene, ya que muchos productos se dicen “La última maravilla” porque poseen extracto de perla, baba de caracol o iones cuando la realidad puede ser que sólo sean términos publicitarios. También prefiere comprar en establecimientos, así tendrás a quien reclamar si te encuentras en la necesidad de hacerlo, si compras cremas cosméticas en los mercados sobre ruedas no tienes la certeza de si el producto que contiene está certificado por salubridad o si está en vigencia de caducidad. Recuerda que la piel es muy importante y debe ser tratada con productos de calidad.

Y mi intención demeritar a todos los productos que se venden en el merado sobre ruedas, de hecho lo que debes preferir en estos lugares son los productos elaborados con materia prima natural, ocomo todos aquellos productos elaborados a base de miel, jalea real, concha nácar etc.

En Internet se anuncian muchos productos de belleza, en especial sombras labiales, bases y otros, en mi opinión no hay nada como comprarlos en una tienda, no sólo por la experiencia sino porque los productos que ofrecen en internet son de dudosa procedencia.

Otras recomendaciones a la hora de comrpar:

  • Siempre es mejor comprar en mostrador, puedes probar el producto.
  • Ventas de comprar productos de marcas conocidas: Conoces los ingredientes completos que emplean en el producto. Los estándares de calidad son siempre altos. Sus presentaciones son muy bonitas, por lo que también son un accesorio. No hay problema de que si quieres re-comprar el mismo tono a la hora de conseguirlo haya una variante. Colores y acabados únicos. Siempre son hipoalergénicos y no comodogénicos. Desventajas: El precio o la disponibilidad.
  • Ventaja de comprar en el mercado sobre ruedas: Precios accesibles, puedes conseguir productos de origen natural. Desventajas: No los puedes probar antes de comprar. No hay mucha variedad.

Si es tu necesidad surtirte de maquillajes a bajo costo, puedes buscar marcas en los mercados sobre ruedas, la desventaja es que no puedes igualar tonos, siempre tienen una gama de colores limitada y tirando mas a cafés y naranjas. Para disfrazar el aroma químico usan fragancias que pueden irritar tu piel y cambian la consistencia que debe tener el producto. Te recomendaría mejor que optaras por productos de super mercado ya que están a precios más accesibles, están en oferta constantemente hay más avriedad de todnos, llevan la última tendencia y usan materia prima certificada para uso en la piel.

A la larga los productos de alto precio cuidan más la piel y la nutren con mejores ingredientes.

Busca productos minerales ya que no tienen caducidad, poseen buena pigmentación.

Recuerda que las recomendaciones son muy importantes, puedes recomendar un producto cuando lo has re-comprado mínimo 3 veces y sigue dandote el resultado de la primera ocasión.

No quiero decir que todos los productos de marca son los mejores, pero por el precio que se paga y los ingredientes que llevan  más los procesos que son verificados constantemente para un producto de excelencia es lo que les da el plus. Me han tocado, por ejemplo, barnices que no pigmentan tanto como otros de una 4ta parte de su precio, pero no sólo se paga por la marca, estás pagando un trabajo  de alta calidad, y aparte que son colores únicos los que ofrecen, por lo que a lo mejor si pagas más y te acabas más rápido el producto pero si es el color que buscabas yo creo que lo vale. No es lo mismo tener “el parecido, casi igual” que el que exactamente buscabas.

Anuncios