Vaya u_u , he de admitir que escribir ésta entreda  me tomó mucha determinación, no quería escribirla XC

Oigan chicas es en serio, hagan sus peticiones y comenten 😛

Bueno, pinceles y brochas… Son herramientas que definitivamente abren las puertas a la diversidad en el maquillaje, con ellos puedes crear lo que sea o alcanzar una perfección y detallado increíble según adquieras las habilidades para explotarlos. Si lo piensas es una inversión que te durará siempre así que deshazte te de tu arsenal de cotonetes y aplicadores de esponja y mejor decídete por una bonita colección de brochas y pinceles, puedes checar mi artículo de pinceles y brochas (un comparativo y sugerencias con rangos de precios etc.) para que encuentres la opción que se ajusta a tu bolsillo.

Para que estos se mantengan en forma y te duren por mucho tiempo debes tener en cuenta que hay que lavarlos frecuentemente, los profesionales, los limpian cada vez que los usan, una que sólo los usa en su rostro puede darse el lujo de limpiarlos cada tercer uso, yo en lo personal recomiendo lavarlos mínimo una vez al mes si se usan más de dos veces por semana o limpiarlos si se aplicarán tonos de diferentes familias, ya que los restos de color puede alterar tu sombra.

Una limpieza profunda de pinceles y brochas (la que recomiendo mensualmente) debe consistir en una eliminación total del color y en un lavado de las cerdas, sean sintéticas o naturales la siguiente receta las mantendrá impecables.

Una limpieza media, que puedes llevar a cabo cada semana o cada quincena, consiste en limpiar las cerdas de los pigmentos para que no contaminen o alteren los productos con los que entren en contacto.

Es tu decisión cada cuando limpies tus brochas y pinceles. Ten en cuenta que debes almacenar tus brochas en un lugar libre de humedad, fresco y que no esté expuesto al calor ni al polvo.

Líquidos limpiadores de brochas

Recomiendo que uses estos de menos cada dos semanas. ¿Cómo se usan? Sólo debes aplicar una cantidad necesaria sobre las cerdas, esperar un par de minutos a que se quiebre el maquillaje y enjuagar, hay muchos limpiadores de varios precios en el mercado, todos funcionan igual y algunos hasta contienen desinfectante. Te recomiendo cheques los de Sally (buscador de sucursal) son económicos, vienen en presentaciones gigantes y funcionan de maravilla!

Para protegerlos del polvo puedes guardarlos en un estuche o en una bolsa de cierre hermético. Y para conservar la forma de las brochas y pinceles ya hay en el mercado “The Brush Guard” son cubiertas que mantienen apretadas las cerdas evitando que los pinceles se abran y se deformen. Actualmente no se vende en México y es una pena porque se las puedes poner despuecito de lavarlos y extrae toda el agua de las cerdas.

Debes tomar en cuenta que las cerdas naturales, son más suaves, aplican mejor pero también son más caras y delicadas, para evitar el quiebre o daño en las cerdas, cada 3 ó 6 meses debes rehidratarlas con acondicionador para el cabello, después haber lavado las cerdas en una hielera haz una mezcla de 1.5 vasos de agua + dos cucharaditas de acondiconador, debe ser una mezcla líquida y homogénea ponlo en la hielera y coloca ahí tus brochas de cerdas naturales por 10 minutos, no metas al congelador eh! Después retira el exceso con una toalla y deja secar, notaras como reviven tus cerdas. Si acaso se te pasó la mano con el acondicionador, retira el exceso de acondicionador con agua tibia.

La receta

Ahora sí de lleno a la súper receta limpiadora! Necesitarás:

  1. 1 plato (plano)
  2. Llave de agua tibia
  3. 1 toalla facial suave y esponjosa.
  4. Aceite de olivo (extra virgen de preferencia)
  5. Jabón líquido para trastes (si quieres desinfectar compra uno antibacterial) o también puedes usar shampoo para bebé si es un lavado regular
  6. 1 toalla de papel
  7. 1 par de manos limpias
  8. Brochas y pinceles sucios.
  9. Tiempo y cuidado

Esto de lavar las brochas no será tan rápido como aplicar crema en las manos, así que no te desesperes, recuerda que hay que retirar el maquillaje, la mugre, el sebo, aceites, bacterias del ambiente y el polvo que tus brochas van guardando y no quieres seguir reaplicando eso en tu rostro :S, debes de considerar esto más si aplicas base líquida/crema/gel, corrector en crema, labial con pincel o tienes zonas grasosas en el rostro o problemas de acné.

Como mencioné hay muchas ténicas para limpiar las brochas, inclusive hay gente que utiliza toallitas o desmaquillante, pero en mi opinión ésta es la mejor opción ya que elimina eficazmente todo el maquillaje y nutre las cerdas, ésta es una receta que sugieren los maestros en las clases de pintura 🙂 El jabón es para romper y aflojar los aceites y eliminar las bacterias y pigmentos de los peines, puesto que el jabón por sí mismo deshidrata, restauraremos las cerdas con aceite de oliva que por cierto es el que también quitará el maquillaje que se guarda en la base de las cerdas, de otra manera sería inaccesible retirarlo.

Bueno entonces el procedimiento:
  • Sobre el plato coloca dos cucharadas soperas de jabón líquido y 1 cucharadita de aceite de olivo, mezcla con una palillo.
  • Toma un pincel y cúbrelo con la mezcla, puedes hacerlo pasándolo por el plato (como si quisieras limpiar salsa), procura cubrir sólo las cerdas.
  • Sobre tu mano comienza a barrer la brocha para que se libere la suciedad, cuando tenga una espuma uniforme sobre todo el pincel, déjalo sobre 1 toalla de papel y continúa con los demás. Si crees que aún hay más mugre coloca más mezcla y repite. Puedes tallarlos sobre tu palma con movimientos circulares en un sentido o barriendo en un sentido y regresando (como haciendo zigzag en un mismo lugar) y no uses mucha fuerza o presión ya que eso dañará las cerdas y la forma de la brocha.
  • Ya que todos tus pinceles y brochas están enjabonados, llévalos bajo el chorro de agua tibia (agua caliente arruinará las cerdas) y enjuágalos sobre tu palma en movimientos circulares hasta que el agua que salga de ellos esté limpia, te sorprenderás de lo limpios que quedan. Trata de que el agua no pase de el cabezal (la parte metálica después de las cerdas) se trata de enjuagar no de sumergir.
  • Absorbe el exceso de agua con la toalla hasta que queden frescos, absorbe abrazando las cerdas, NO DEBES FROTAR NI TALLAR en este paso ya que puedes dañar las cerdas o de plano echar a perder tu brocha.
  • Deja secar las brochas y pinceles inclinadamente con las cerdas hacia abajo en un lugar fresco durante 1 día.

Y ¿cómo puedo dejar hacia abajo los pinceles sin que se deformen ya que se estarán recargando hacia abajo?

R: En las tiendas de manualidades o de herramientas puedes encontrar materiales para hacer un soporte de brochas y pinceles usa tu creatividad e ingenio!

Cómo ves? Súper económico y pro! Espero lo pongas en práctica!

Anuncios