Producto: Tratamiento de limpieza facial y cuidado del acné
Marca: Yves Rocher
Línea: Soin Clarifiant
Precio: $240.00
Contenido: 125 y 75 ml

Es un tratamiento que se ofrece para el tratamieno de acné consta de 2 pasos, un gel “Higienizante” y una loción purificante.

El tratamiento promete limpiar a profundidad la piel y refrescarla, y para las zonas afectas promete sanarla con los aceites de plantas que contiene el producto.

Cuando mi mamá me lo llevó a la casa supuse que jamás lo usaría porque Yves Rocher no es una marca que me gusta ni que me llama la atención, no tienen en general buenos productos y sus investigaciones son muy pobres; pero el día llegó, salí de campamento y como eran las presentaciones más chicas de limpiadores faciales que tenía los incluí en la maleta. En el camino leí las etiquetas y no contenía nada que me sorprendiera lo único que esperaba ver (como en muchas lociones para curar acné) era ver alcohol pero no venía así que sospeché y el libretillo que viene no hablaba mucho más que intrucciones de uso.

Cuando lo probé esperaba que el gel fuera más denso, y prometiendo que fuera de limpieza profunda pues se esperan exfoliantes, pero tampoco venían anotados en la etiqueta, para lavar mi rostro tuve que usar mucho gel porque viene muy diluído, la espuma es muy líquida por lo que no se puede hacer una cobertura consistente con ella, huele a maderas, un olor poco común para productos que son hechos para males de jóvenes, al acabar sí sentí la piel fresca pero no profundamente limpia como cuando usas un vaporizador; después vino la loción, en las instrucciones dice que se aplique sólo en las zonas de problemas, pero como yo estaba en un bosque pues lo apliqué en todo mi rostro muy ligeramente por aquello del polvo, de la loción (que realmente es un aceite) por el contrario, se usa muy poco producto, a la mañana siguientes estaba muy sorprendida por lo bien que estaba mi piel, bastante flexible y las zonas donde tenia unos brotes estaban bastante bien (sin enrojecimiento, se bajó la inchazón y se redujeron los brotes, unos se reabsorbieron), no estaban reseques ni escamadas como cuando usas un producto con alcohol.

A nuestros amigos de Yves Rocher les recomendaríamos que renovaran la imagen del producto, que espesaran su gel y le incluyeran un poco de exfoliantes, que cambiaran su aroma por algo más juvenil como bambú y que mejoraran su envase, en cuanto a la loción podrían implementar un rociador y sería perfecto! La fórmula es muy buena, cura sin maltratar la piel, pero su aroma y su imagen es poco llamativa para el mercado al que está enfocado. Tienen una joya ante ustedes! Explótenla 😉

Yo lo seguiré llevando en mis maletas de viaje.

Yo le doy un 9/10

Anuncios