Hace unas semanas le regalé a mi mamá

un facial en un clínica de belleza; ella iba sólo por un manicure y aplicación de uñas de acrigel JA!

Realmente me sorprendió lo sencillo que es hacerlo, y el chiste es seguir los pasos, el tipo de masaje que se efectúa y nada más!

Los faciales no sólo complementan la salud de la piel, sino que previenen la aparición de líneas de expresión al destensar los músculos, también profundiz

an la limpieza y relajan en rostro. Es ideal hacerlo 1 vez al mes.

Así que sigue leyendo para que consigas resultados de lujo desde casa.

Necesitarás:

  • Limpiador facial en gel
  • Exfoliante
  • Tónico purificador
  • Suero para la piel (puede ser colágeno cosmético)
  • Gel para ojos
  • Crema nutritiva facial líquida (de preferencia que no sea muy densa)
  • Protector solar ligero
  • Bálsamo para labios
  • Miel maple
  • Azúcar
  • 3-5 canicas medianas
  • Paños desechables o algodón
  • Toalla
  • Agua fresca
  • Manos limpias

1. Limpiar superficialmente

Hay que deshacernos de toda impureza que tape los poros, que nos genere aparición de acné o de células muertas que propicien la resequedad o empeoren el brillo en el rostro, para ello necesitaremos un jabón líquido para el rostro que genere mucha espuma, checa que no tenga exfoliante y realiza un masaje con las yemas de los dedos en movimientos circulares empezando por el cuello y terminando en la frente. La cara debe estar húmeda, puedes humedecerla con agua tibia o fresca (nunca fría o caliente).

2.  Exfoliación profunda

Para regresar la tersura a la piel ha que extraerle todo lo que tenga a fondo y para eso una buena exfoliación. Ojo! Una buena exfoliación no se evalúa en cuan duro frotes tu piel, así sólo conseguirás enrojeciemiento y lastimar la piel, lo que se busca con la exfoliación es la sensación de frescura. Hay que mezclar un poco del gel limpiador con el exfoliante y enfatizar la limpieza en la zona T que es la zona más expuesta a la contaminación; deja que se seque la mezcla y limpia con un paño o algodón húmedo.

3. Tonificar

Para evitar que la piel se cuelgue (aparte de realizar un masaje adecuado) hay que tonificar la piel para tensarla y que cuando se regenere conserve ésa forma, para esto se usan lociones con alcohol también conocidas como tónicos purificantes o refrescantes, por su contenido de alcohol aparte de terminar de eliminar impurezas en los poros elimina los minerales del agua corriente; aplica éste presionando levemente sobre el rostro con un algodón y espera a que se evapore.

4. Suero

Como hemos limpiado a profundidad se han dilatado los poros de la piel, por lo que es indispensable utilizar un suero, aparte de que el alcohol reseca un po

co la piel. Los sueros emparejan el tono de la piel, minimizan las marcas en a piel como cicatrices u ojeras y nutren las nuevas células lo que activa la producción de colágeno y elastina (ayuda a mantener o brindar la firmeza perdida en la piel, aportando flexibilidad). Éste producto debe aplicarse con un masaje sólo con el dedo pulgar y anular con movimientos ascendentes.

5. Tratamiento a los ojos

Recuerda que la piel que rodea a los ojos es muy delicada ya que es más sensible y delgada a la del restro del cutis, para ello dedicaremos un sólo paso a ella. Por lo mismo debes consultar los productos que te queden económicamente a la mano para ésa zona en especial ya que si usas productos para la piel en general pueden ser muy densos y puede ser contraproducente :S Para estos fines enfócate en encontrar un producto en gel para esta área, aplícala sin frotar el area y deja que se absroba, al finalizar usa unas canicas para masajear la zona, las canicas las sentirás frías y eso ayudará a activar la circulación en ésa zona.

6. Hidratación

Hasta ahorita nos hemos enfocado en limpiar, masajear y tensar la piel, ahora viene la parte de la alimentación de la piel. Éste paso es el reparador, para esto te recomiendo una crema que posea aceites naturales y vitamina e, caliéntala en tu mano para hacerla líquida y aplícala dando golpecitos con las yemas iniciando en el cuello.

7. Labios

Los labios son una zona que también debe tratarse por separado, para ello sólo necesitaremos miel maple, azúcar y bálsamo labial. Primero humedece los labios, haz una mezcla de partes iguales de azúcar y maple (sólo lo suficiente para tus labios) y frota lus labios con el dedo meñique, cuando sientas que tus labios hormiguean o notas que has retirado piel muerta detente. A continuación enjuaga con agua tibia y al finalizar da dos golpes a los labios con agua fría (también lo puedes hacer con paños humedecidos de agua fría). Después aplica suficiente bálsamo labial y espera a que se reabsorba para volverlo a aplicar. Esto activará la circulación y a la vez la producción de colágeno para mantener tus labios siempre carnosos.

8. Protección solar

No conozco a muchas personas que sean tan efusivas como yo respecto a la protección solar de la piel, en él salón la chica hizo mucho énfasis en cuan importante era y creo que mi mamá por fin ya lo comprendió 😛 Por lo que selló su facial con un protector solar a todo el rostro (SPF15).

LISTO!

Otras recomendaciones…

No olvides tus orejas, también son parte de tu rostro y si no tienes la limpieza adecuada pueden surgir puntos negros en la parte interna de la oreja.
Realiza movimientos con tus manos previamente al facial, para que no estén muy duras y apliques la mínima presión sobre el cutis.
Realízalo con luz de día, es importante que no te lo hagas bajo luces artificiales.
Usa una capa o hazte el facial en bata. Recógete el cabello y sugétalo con una balerina preferentemente de toalla.
Los pasos 1,3, 4 y 7 los puedes aplicar a diario antes de dormir.
Puedes hacerte una mascarilla previa al facial.
Si conoces o quisieras hacer algún masaje especial (anti estrés, relajante, rejuvenecedor) puedes incluírlos en el paso 4 en conjunto con el uso del suero.
Igualmente puedes hacerte un tratmiento de vaporización antes del facial.
Anuncios